Consumo de alcohol en Chile: posición en la región, prevalencia y legislación vigente

Por brosner | flickr

El consumo de alcohol en Chile está tan arraigado en la sociedad como si fuera una mera actividad común. Nunca faltan motivos para no beber este tipo de bebidas, en el momento que sea, como en una celebración entre un grupo de amigos.

Tomar un “trago”, un “copete” o un “cortito”, entre otros calificativos es, como podrían señalar algunos, parte importante dentro de las actividades del día. El alcohol es de fácil adquisición. La cerveza, por ejemplo, se puede comprar en supermercados, negocios y la vemos siempre en sponsors de los equipos de fútbol más importante de nuestro país. Sin embargo, lo que muchas veces se olvida (o se sabe y se hacen los desentendidos), son las enormes consecuencias que deja el consumo de alcohol.

Según el estudio “Alcohol y salud pública en las Américas: un caso para la acción” de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), nuestra región, América, supera las estadísticas medias globales en:

  1. Muertes relacionadas con el alcohol
  2. Consumo de alcohol
  3. Patrones de consumo de alcohol
  4. Trastornos por el uso de alcohol
  5. El alcohol es el principal factor de riesgo para la carga de morbilidad en la Región.

Chile, según refleja este mismo estudio, está ubicado en la séptima posición de los países de mayor consumo de alcohol per cápita en la región, donde iguala ubicación con Brasil y sólo es superado por Venezuela, Uruguay, Estados Unidos, Perú, Canadá y Argentina.

 

La tabla que agrupa una serie de números sacados de una base de datos de la Organización Mundial de Salud de 2002, además, muestra el producto interno bruto (PIB) de los 27 países de América. En ésta se puede observar la tendencia que países con un alto PIB son los de mayor consumo de alcohol puro per cápita en la región. También vemos algunas excepciones, como por ejemplo Barbabos, donde su PIB (9,179 dólares) es mayor que países como Argentina (6,453) Chile (5,089), pero el consumo de alcohol por personas es absolutamente menor.

Prevalencia en regiones de Chile

Como bien se describió, Chile está dentro de los países de mayor consumo de alcohol en América. Es por esto que la disminución de la ingesta de este tipos líquidos se inserta dentro de los objetivos principales de toda política pública de cualquier gobierno.

El informe “Estrategia Nacional sobre Alcohol: Reducción del consumo de riesgo y sus consecuencias sociales y sanitarias 2010” elaborado por el Ministerio de Salud, señala que se debe “reducir sustancialmente en los próximos 10 años el consumo nocivo de alcohol y sus consecuencias”. Con ese objetivo en mente, el documento presenta una serie de gráficos que muestran la realidad de Chile, como para reflejar que paulatinamente se puede ir mejorando pese a varios datos negativos.

En la visualización de prevalencia de consumo de alcohol en el último mes según las regiones del país, la cual presenta variaciones de dos años, se observa diferentes cambios. Las regiones de mayor población en Chile, como la de Valparaíso Biobío, disminuyen su porcentaje de prevalencia del año 2004 al 2006 en un 2,5% y un 2% respectivamente. En tanto, la Metropolitana, el panorama no es alentador ya que aumenta un 1,7% respecto de la medición anterior.

Legislación vigente

En Chile, para fiscalizar el consumo de alcohol, se aprobó la Ley 19.925 sobre Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, la cual regula, como dice en su artículo primero, “el expendio de bebidas alcohólicas; las medidas de prevención y rehabilitación del alcoholismo, y las sanciones y los procedimientos aplicables a quienes infrinjan las disposiciones pertinentes”.

Dentro de los puntos de esta ley, destaca la prohibición de vender bebidas alcohólicas a menores de edad en cualquier establecimiento. Además con este marco legal los menores de 18 años ya no pueden ingresar a tabernas, bares y cabarets y los niños de 16 a las discotecas.

El año pasado se modifica la Ley 18.290 que aumenta las sanciones por manejo en estado de ebriedad, bajo la influencia de sustancias estupefacientes o sicotrópicas, y bajo la influencia del alcohol, según consta el título de la ley. Ésta es conocida popularmente como la Tolerancia Cero”.

Diversas campañas se han efectuado desde la aplicación de esta nueva ley. Una de ellas organizadas por la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito, Conaset, llamada: “Si vas a tomar no manejes”.

Chile es uno de los países de mayor ingreso per cápita en el continente, pero es también uno de los más alto consumidores de alcohol en la región. Esta cifra sin lugar a dudas debe sufrir alteraciones positivas en el futuro. En materia de política pública se ha hecho grandes avances, pero al parecer no es suficiente. El cambio está en el “chip” de los chilenos, un cambio de mente que debe partir a través de la educación para que nuestra sociedad vaya poco a poco a modificar eso que tienen tan arraigado en nuestros días: la actividad de beber alcohol.

Leave a Reply